Es hora de mojarse, no de quejarse

union de amigos

(Este artículo fue originalmente publicado por Fabián González, embajador de Plataforma de Negocio, en TecnoHotelNews)

Estamos jodidos. Así, sin paños calientes, sin eufemismos que lo suavicen. Jodidos porque un virus nuevo, del que prácticamente nada sabemos todavía, ha cambiado por completo las reglas del juego a mitad de la partida, cuando ya la teníamos bien encaminada, y ahora nos obliga a todos a ponernos a crear nuevas reglas, casi desde cero, pero con la partida ya empezada.

Nuestros bares, restaurantes, hoteles, agencias de viajes, productores, operadores… un larguísimo etcétera de muchas empresas, de muchas personas que intentan sobrevivir, cada una con su propia historia a cuestas. Y demasiadas muertes, pérdidas irreparables, demasiados dramas individuales y colectivos que se verán tristemente amplificados por la crisis económica y financiera que se cierne sobre nosotros. No lo pasemos por alto. Y es que esto que estamos pasando es una crisis a todos los niveles, desde el sanitario al económico, desde lo social a lo psicológico, desde lo más macro a lo más micro. Estamos jodidos, y lo vamos a estar un tiempo.

Pero no estamos solos.

Los gobiernos de todo el mundo están realizando, con mayor o menor acierto, un esfuerzo hercúleo para intentar paliar los muchos, muchísimos daños colaterales de esta crisis que nos ha pillado a todos fuera de juego. Primero, mirando lógicamente hacia los sanitarios, pero con un ojo puesto también en los asuntos económicos y sociales. Hacen todo lo que pueden, y créanme, no es poco, teniendo en cuenta la magnitud del problema, su dimensión global y los recursos disponibles. Pero seamos serios, es imposible una solución que contemple las circunstancias de todos y cada uno de los afectados. Imposible. Por tanto creo que no es momento de preguntar “qué hay de lo mío”, y sí de “lo nuestro”.

Esta es la situación, aceptémoslo con resignación cristiana.

Y así será hasta que no desarrollen una vacuna y esté disponible para los más de siete mil millones de seres humanos que poblamos el planeta, o al menos el 80% de ellos, para alcanzar la ansiada inmunidad de grupo (si finalmente se confirma que existe tal cosa).

Dos opciones, un dilema

Ante este panorama, tú y yo tenemos básicamente dos opciones: Pasar el día enfrascados en disquisiciones estériles, batallas dialécticas que no aportan más que ira y frustración y lanzar  exabruptos dirigidos hacia los distintos gobiernos, o bien empezamos todos y todas a remar coordinados para capear el temporal y llevar a buen puerto esta industria lo antes posible. Ya hemos demostrado en no pocas ocasiones que la inteligencia colectiva suele conseguir brillantes resultados. Tenemos muchos casos de éxito que se han gestado en los peores momentos de España, y aunque es cierto que estamos en un mundo conectado y no solo dependemos de nuestro buen hacer, sino también del de los vecinos, no es menos cierto que tenemos mucho que ganar, y ya muy poco que perder.

Quiero pensar que son los menos los que eligieron la primera opción, y que la mayoría silenciosa se ha remangado y ha puesto su talento y conocimiento, que en España tenemos mucho, a disposición de diferentes iniciativas. Desde iniciativas sociales enfocadas a prestar ayuda de todo tipo a los colectivos más vulnerables, hasta iniciativas surgidas de la reunión de profesionales de distintas disciplinas para intentar abordar posibles escenarios, plantear soluciones o ayudar a sus pares. Es decir, a tirar del carro, en resumidas cuentas. Este es el caso de las distintas asociaciones, think tanks o comunidades como Forward_ o la Hermandad Gastro, por citar solo dos de las muchas que han aparecido en nuestro sector turístico y que están realizando una labor encomiable.

Ahora te corresponde a ti, querido/a colega, elegir a qué grupo quieres pertenecer: al que solo se queja por los efectos que ha acarreado un culpable intangible como es el maldito virus, o al de aquellos que quieren aportar su granito de arena a la resolución de este problema remando con todas sus fuerzas.

Si te decides por el segundo, tus clientes y colegas te estamos esperando. La solución a esto también está en tu mano.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies